Impresión de libros en tapa dura y blanda, con guardas impresas o no, pegados o cosidos, con sobrecubierta impresa… las posibilidades son infinitas.